Cuando Ayuso se disfraza del Cid campeador y jura que va a blindar la concertada, resuélvame una duda: ¿cuánto más? ¡Si ya llevan una década poniéndole la alfombra roja a costa de esquilmar la escuela pública! Lo único que le falta, y le reconozco que me da miedo sugerírselo, es mandar construir un gran colegio concertado de pandemias al lado del hospital sin médicos.

Vienen a dar lecciones de libertad de elección, pero es falso. ¿Quiere que le diga lo que se puede elegir hoy en Madrid, señora Ayuso? Se puede elegir entre escuela concertada o cambiarte de distrito. Se puede elegir entre segregación por sexo o segregación por renta. Se puede elegir entre copago ilegal o quedarte fuera de la excursión. Se puede elegir entre clase de historia en inglés o clase de historia en inglés. Se puede elegir entre no tener profesionales para tu necesidad especial o pagarte un gabinete externo. Así que seamos serios, su libertad educativa empieza y acaba en el número y color de los billetes que tenga cada uno en la cartera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up