Último pleno del curso parlamentario. Un año perdido para los madrileños en el que, como le decía a Ayuso, nos es más fácil recordar los escándalos y casos de corrupción de su partido que nada bueno que hayan hecho en los últimos 365 días.

12 meses presididos por un Gobierno dependiente del apoyo de Vox, que no ha sido capaz de traer una sola ley a esta Asamblea, ni hablemos ya de aprobar unos presupuestos.

En marzo llego la crisis del coronavirus y con ella el estado de alarma. Golpeó sobre un sistema sanitario que llevaba años siendo recortado y desmantelado. Solo hemos podido aguantar gracias al esfuerzo incansable de unos profesionales sanitarios que dieron el 150%. Mientras, la presidenta solo tenía para ellos desprecio. Aprovechó la crisis para hacer negocio con el IFEMAZO y adjudicando contratos a sus amigos.

Desde Más Madrid, sabemos que hay alternativas y por eso hemos trabajado desde el primer momento para hacerlas realidad. Planteamos el Acuerdo de los Aplausos, para transformar en políticas públicas concretas el espíritu que manifestó nuestro pueblo en los balcones en los momentos más difíciles. La presidenta se comprometió a llamarnos para discutirlos, pero no lo hizo.

Madrid merece más, desalojar a Ayuso de la Puerta del Sol es un imperativo moral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up