Ayuso y los Cayetanos comparten la misma mentalidad de señoritos. Les tiene que venir todo regalado o se indignan. Ya sea un máster, un apartamento de lujo o un cambio de fase.

Hacerle oposición a Ayuso se ha convertido en un deber moral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up