A estas alturas ya nadie duda que estamos ante una de las crisis más difíciles que hemos tenido que afrontar como país. El virus representa una amenaza compleja para nuestro sistema por muchos motivos, entre ellos porque para derrotarlo no bastan las soluciones individuales; solo pensando y actuando colectivamente, comprometiéndonos con el de al lado, podemos generar las condiciones para superar la pandemia.

A la responsabilidad ciudadana se une la de colectivos específicos cuya eficacia en el desempeño de sus funciones es estratégica. Seguiremos agradeciendo cada tarde desde los balcones la labor de nuestros profesionales sanitarios, de las fuerzas de seguridad, de las profesoras que hacen lo imposible por no dar por perdido el curso, de transportistas y dependientas que garantizan que la cesta de la compra se sigue llenando. Sin embargo, en medio de tanto sacrificio social, es lógico que la gente se pregunte si el Gobierno de Díaz Ayuso está haciendo también su parte del trabajo y con qué eficacia.

Continua leyendo en El País

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up